domingo, 4 de diciembre de 2011

Me iba a la cama, pero necesitaba escribir.

A veces tengo la necesidad de escribir lo que siento, lo que está en mi mente, gracias al blog no se quedan mis palabras arrumbadas en un rincón.

 En los tres últimos meses estoy viviendo cambios que jamás imaginé, conociendo personas que se han hecho imprescindibles en mi vida, siento cosas que nunca habría pensado sentir y experiencias que aunque a veces son duras de vivir, me están enseñando tanto, que no me importa sufrir.

Hace unos días pensaba que lo que estoy viviendo era como prepararme para ganar una maratón, algo que nunca antes hice y entrenarme para ello sería duro, pero que no abandonaría. Conforme las pruebas avanzan he sido consciente que aunque dispuesta a enfrentarme a las agujetas, dolores, lesiones, críticas, zancadillas, etc... esto era mucho mas difícil de lo que pensaba.

Me senté a reflexionar, ya que los pilares que yo pensaba que me sustentaban y me ayudarían a conseguir mi objetivo, se iban convirtiendo en zancadillas. Empecé a ser consciente, que no se caían por casualidad, simplemente era una prueba más a superar, para ver si realmente mi objetivo es ganar, o simplemente participar. En ese momento me di cuenta, de que no era una maratón para lo que yo me estaba entrenando, es un triatlón, según wikipedia; El triatlón es un deporte individual y de resistencia.

Estoy aprendiendo tantas cosas y viviendo tantos cambios, que me había olvidado de mí, ahora estoy descubriéndome a mi misma y volviendo a decir en voz alta y agradecer en voz alta, lo que durante años callé, ahora puedo decir sin sentir miedo ni vergüenza, que gracias a Dios yo he vuelto a nacer, he vuelto a creer en mi, y he vuelto a amarme a mi misma tanto como amaba al prójimo.

Cuando somos conscientes de lo grandes que somos y lo grandes que podemos ser. Ayudándonos a nosotros y por efecto rebote, ayudando a nuestro mundo de alrededor, sentimos una algo que nos sale del estómago, que no nos cabe dentro, es una felicidad constante, es un palpitar que nos hace traspasar las fronteras, para que otros tengan la oportunidad de sentirse igual.

 Un fuerte abrazo y mil besos!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada